Por un “escrache” en la Junta de Andalucía

El planteta se está argentinizando. Messi es el mejor jugador del mundo, Francisco baila tango en El Vaticano y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca se va de “escraches”, concepto inventado en la teoría y en la práctica allá, en el “mejor culo del mundo”, que diría Sabina, y que consiste en concentrarse frente a las viviendas de los famosos y amplificar una reivindicación. La PAH, en su protocolo, apunta a los “diputados” en general; en la práctica, solo han sufrido el (¿merecido?) acoso miembros del PP.

Uno se apuntaría a un “escrache” con todo el gusto del mundo. Lo que ocurre es que, quien les escribe, está más que jartito de concentrarse contra el partido de la gaviota: que si contra la privatización de la Sanidad, que si contra las reformas en Educación, que si contra el choriceo de su extesorero… Me aburre todo este asunto de las ‘manifas antiPP’ tanto como la autobiografía de José Bono o como un monólogo de Eva Hache.

A mí lo que me apetece es manifestarme contra el PSOE. Montar una buena en la calle Ferraz, con cacerolas, equipos de música y hasta rosas –sin espinas, eso sí, para no hacer daño a nadie-. Me molaría más, ya puesto, concentrarme en alguna ciudad andaluza, por eso de los 933 millones de euros desviados por el exdirector general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía durante casi una década, Francisco Javier Guerrero Benítez. Casi mil millones, damas y caballeros, infantes e hidalgos. A su lado, los 22 kilos de Bárcenas en su cuenta suiza parecen hasta calderilla.

PSOE e IU se lo han montado muy bien en Andalucía –aunque, claro, teniendo a Javier Arenas como contrincante, puede ganar unas elecciones hasta el Bombero Torero-. Ante el mayor escándalo y atraco público cometido en España en los últimos años, socialistas y comunistas se han refugiado en el “fue otro”, en el “yo no sabía nada” y en el “rodarán cabezas”… que al final no han rodado. La comisión de investigación fue un astracán sin gracia, una comedia a lo José Luis Moreno pero con mejores actores y con acento andalusí. No cuela el argumento del “ya ha sido investigado”.

Por su parte, la sociedad andaluza en particular y la española en general se han tomado el asunto muy a la ligera. ¿Qué son mil millones de euros? Nada, cuatro duros choriceados por “cuatro socialistas y cuatro sindicalistas” que pagarán por ello. Hagamos matemáticas: Luis el Cabrón choricea 22 kilos y el “pueblo” se concentra en la calle Génova; la Junta de Andalucía subvenciona ayudas y EREs fraudulentos con el dinero de toda una región, ¿y cómo mucho se baila una sevillana en la Feria de Abril? ¿Dónde están las antorchas y las hoces? ¿Por qué no se piden EN SERIO responsabilidades a Manuel Chaves y a José Antonio Griñán? ¿Por qué IU-Andalucía está más callada que una puta en Semana Santa? ¿Por qué Sánchez-Gordillo no asalta la vivienda del sindicalista Juan Lanzas (en la imagen)? ¿Por qué Springfield no está enfurecido? ¿Por qué no se habla de tomar la Bastilla?

Respóndanme antes de que me exilie, por favor.

juan-lanzas-ugt

Anuncios