Chávez, el Pulitzer bolivariano

Hugo Chávez recibió el miércoles el Premio Nacional de Periodismo de Venezuela, algo así como un Pulitzer bolivariano, “por el impulso que dio a los medios públicos y populares del país durante su gestión de gobierno”, según dijo la miembro del jurado/periodista Lil Rodríguez, que imagino que será algo así como una Urdaci o una Somoano de los de aquí, pero en plan chavista.

Pronunciarse sobre la situación mediática de Venezuela es un asunto que considero delicado, controvertido y comprometedor. Evidentemente, los tentáculos del régimen bolivariano-postchavista se extienden por numerosos grupos/medios de comunicación. Pero también hay que reconocer que determinados grupos/medios de comunicación de la oposición no han sido precisamente ejemplares, y que celebrar en editoriales que el difunto presidente Hugo Chávez sufriera un golpe de estado o enfermara no fueron, precisamente, ejemplos de ética/democracia/libertad. Leyendo a Ignacio Ramonet, pese a lo sesgado de su análisis -utilicen pinzas-, se entienden algunas cosas.

Dicho esto, no creo que Hugo Chávez merezca ningún premio periodístico. Entre otras cosas, porque nunca ejerció la profesión, porque siempre estuvo más cerca de la propaganda que del Periodismo como tal, con mayúsculas, ético, y todas esas chorradas utópicas que no existen en la realidad, y porque su política con los medios de comunicación no fue ejemplar. Por su parte, Aló Presidente nunca fue un informativo, sino un panfleto audiovisual cargante, barroco y populista, lleno de banderas, himnos y tergiversaciones, una especie de BOE personalista y televisado, un NO-DO postmoderno y mulato que tenía de periodístico lo que yo de vedette ochentera -que no de ochentón vedettero, tiempo al tiempo, amigos-. Vuelvo a citar a Lil Rodríguez: “Ni Simón Bolívar ni Hugo Chávez fueron periodistas y nunca tuvimos mejores comunicadores que ellos”. Mire usted, por esa regla de tres, para comunicador/orador envidiable Adolf Hitler, el mayor hijoputa -que diría González Pons, tan en busca de un titular populista- de todos los tiempos temporales y de todos los universos universales, quien movía a las masas -y las asesinaba- mejor que Justin Bieber en la actualidad.

Aló Presidente bien mereció unas cuantas expropiaciones, millones de bostezos y un premio nacional de Periodismo. El galardón le será entregado a la familia Chávez -afortunadamente, Maduro y los suyos no han decidido buscar al “pajarito chiquitico” en el que el expresidente bolivariano se reencarnó-. Aquí, en España, no se lo concedimos en su momento al exalcalde de Marbella, Jesús Gil -y Gil, para más inri-, y eso que en su show telecinquero salían titis que estaban bastante buenas. ¿Se avecina una crisis de egos en el Más Allá? Que Dios y/o el Demonio repartan suerte.

Mi pésame a todos los periodistas venezolanos. A los de verdad, claro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s