Problemas de Corinna

Le comento a un amigo mientras caminamos por la Gran Vía madrileña:

-Lo de Corinna traerá problemas.

-¿Tienes problemas de orina? -es gallego y está algo sordo, por eso responde así: preguntando y errando-. ¿A tu edad?

-No. De Corinna -le respondo-. Aunque si la rubia tuviera quince años menos, quizás también me dolería el p…

Corinna zu No-Sé-Qué dice que no es una mujer fatal y que guarda silencio, pero pone patas arriba a todos los Peñafieles del Reino de (¡¡CUÁDRENSE!!) España y aparece en más portadas de la prensa rosa -incluido El Mundo, ay- que el embarazo zoófilo de una concursante de Gran Hermano. Corinna nos cuenta en ¡Hola! que el asunto ese del yerno de su amigo Juancar le trae quebraderos de cabeza, que ella es más inocente que los niños judíos esos que mató Herodes hace dos mil y pico años en Belén y que está destrozada, porque pierde clientes importantes y en la jet, ya se sabe: las fortunas son, como diría cierto personaje de La hora chanante, más grandes que África y que Asia.

Corinna zu No-Sé-Qué embauca a las fieras que anteayer le mordían, hipnotiza a Pedro J. Ramírez -a ver cuánto dura el idilio periodístico del director de El Mundo con la princesa germana- y protagoniza, este miércoles, un “excepcional reportaje” sin firmar en el ¡Hola!Corinna posa como la esposa de un burgués rico renacentista que va a ser retratada por un pintor italiano. Los medios saben que las fotografías de la “cercana amiga” de nuestro Jefe de Estado valen su peso en oro -o en marfil: de sobra es conocida su afición de cazar elefantes en Botsuana- y las marcan, como si fueran reses, con una C de Copyright más grande e imponente que el propio despacho de Doña C (de Corinna, digo ahora). “Su imagen no se toca, ¡que te meto!”, vienen a decir.

La palabra de Corinna es sagrada. En el siglo XXI recuperamos el carácter sacro de la monarquía. Por eso nadie duda de su verbo, de su mirada, de su cruce de piernas. Si Corinna dice que no tiene nada que ver con el caso Nóos, la creemos (palabra del Señor); si Corinna dice que lo de buscarle currele a Urdangarín era por hacerle un favor al Juancar, la creemos (palabra del Señor); si Corinna dice que el Rey es el “mayor valor” que tiene España en el extranjero, no podemos resistirlo, nos pasamos lo regio y lo divino por el forro y nos descojonamos vivos.

Corinna zu No-Sé-Qué apesta a perfume caro y a versión oficial, a “aquí no ha pasado nada” y a “ponga usted los ceros que quiera en este cheque, pero publique lo que le digo”. Uno, poco propenso a las conspiranoias, sí piensa que, dado el pésimo estado en el que se encuentra la Casa Real, las entrevistas concedidas por la amiguita de nuestro Rey -la de El Mundo, no lo sé; la del ¡Hola!, casi seguro- han pasado unos cuantos filtros. Es más, diría que lo que hemos podido leer hoy en ¡Hola! no es, ni tan siquiera, un producto periodístico, sino propagandístico, parido probablemente a muchas bandas -metafóricamente, se entiende-. No sabemos si el Rey irá de verdad en moto, pero lo que sí que está más que claro es que nos quieren vender una y de las gordas.

Mientras, el Clan de los Borbones sigue en su lujosa, palaciega y decadente nube, creyendo que lo de Corinna ha convencido al personal y celebrando que la Infanta Cristina no pisará el juzgado para declarar -ni tan siquiera como testigo- ante el juez José Castro en relación con el caso Nóos.

Lo que pasa es que, por lo general, las nubes vienen seguidas de tormenta. Así pues, no se fíen de la aparente calma temporal.

corinna-hola

Anuncios

Un comentario el “Problemas de Corinna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s