Epístola a los súbditos miopes

Pueblo de España, plebe con tan mala follá, súbditos miopes:

Habéis provocado el enojo, la in-satisfacción, que diría él mismo, de Don Juan Carlos Alfonso Víctor María de Borbón y Borbón-Dos Sicilias, Rey de España (¡CUÁDRENSE!), de Jerusalén, de Navarra y de los safaris, archiduque de Austria, Duque de Borgoña, Señor de Vizcaya y Molina, Gran Maestre de no sé cuántas órdenes, sufrido padre de la Infanta Elena y suegro de Iñaki Urdangarín, jugador de talonmano.

En honor a Nuestra Majestad, pido que ese 12% de familias que llegan a fin de mes con mucha dificultad, que ese 21,1% de ciudadanos que viven por debajo del umbral de riesgo de pobreza, que ese 43% de inmigrantes no comunitarios que están en riesgo de pobreza, que esos 5,7 millones de parados o que esas 532 familias que son desahuciadas a diario se arrodillen ante Don Juan Carlos I, ejerzan de súbditos como la monarquía manda (“súbdito” viene del participio pasivo de “subdere”, someter), y le pidan perdón por quejarse, por indignarse, por protestar. ¿Qué modales son esos, pueblo español?

¿Cómo osáis entristecer, deprimir, molestar con vuestras penurias a un señor que, en 2011, tuvo una asignación de 292.752 euros -de los cuales no se dejó ni un céntimo para ir a matar elefantes, porque fue invitado por un moro rico-? ¿Cómo osáis ir a la celebración de los Premios Príncipe de Asturias con vuestras banderas tricolores y con vuestras pancartas republicanas, para criticar al ejemplar Príncipe Felipe, que solo percibió la calderilla de 146.376 euros en 2011? ¿Acaso no sabéis que el Gobierno de España (¡TOQUE DE CORNETA!) ya le ha recortado un 2% el presupuesto a la Casa Real (vale, eso sí, que los recortes en Educación o en Sanidad hayan sido superiores)? ¡No tenéis vergüenza! ¡Hay que respetar a las instituciones! ¿Por qué no os calláis?

¡Tenéis que salir de España! Desde el extranjero, afortunadamente, todavía hay quien nos ve como si estuviera colocado de opio, como si en nuestro país no existiera el drama. ¡Somos Spain Shore! Leed si no lo que dice nuestro primer ciudadano, nuestro Jefe de Estado por obra y gracia del Generalísimo: “Desde fuera España se ve mejor; desde dentro, dan ganas de llorar“. ¡Cómo somos los españoles: donde los extranjeros ven una chirigota, nosotros vemos una manifestación; donde los extranjeros ven a una familia haciendo camping en plena calle, nosotros vemos a una familia a la que le han quitado su casa; donde los extranjeros ven una corrida sangrienta de toros, nosotros vemos cómo se aprueban los “Presupuestos más sociales de la democracia”; donde los extranjeros ven una ayudita a la banca, nosotros vemos cómo el Gobierno nos roba hasta el último céntimo para pagar los sucios y vomitivos negocios de nuestra banca! Visto lo visto, ¿no serán los extranjeros del PP?

Su Majestad ha pronunciado estas palabras desde la India, mientras cenaba con ministros y empresarios, porque es un hombre de mundo, no como vosotros, que por no tener, algunos no tenéis ni casa. “Hay penas, pero vamos a sobrellevarlas” -que se lo digan a él, que sabe verdaderamente lo que es dedicar su vida en sacrificio a un país- o “muchas veces, los españoles nos metemos el cuchillo”, fueron otras de las perlas que nos regaló el marido virtual de la Reina Sofía.

Si esto último fuera verdad, lo mismo Juan Carlos no hubiera regresado del país del Ganges, del hinduismo y de Apu.

Perdónenme, en general, por el texto. Quería decir todo lo contrario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s